domingo, 3 de octubre de 2010

Feliz domingo y comienzo de semana!!!


Vivir es caminar. Moverse, seguir adelante, abrir camino y otear horizontes. Quedarse quieto no es vivir; es pasividad, inercia y muerte. Y correr tampoco es vivir; es atropellar acontecimientos sin tiempo para saber lo que son.

Cada día al despertarnos elegimos que pantalón,falda o blusa ponernos. Nos peinamos,nos pintamos las uñas... y con total mecanicidad hacemos nuestras gestiones rutinarias. Pero ¿y los pensamientos? Nosotros nos despertamos y no pensamos casi hasta que estamos ya fuera de casa camino hacia el trabajo. Con la misma desenvoltura innata en muchos casos para elegir que ponernos, debemos entrenar nuestra mente para ELEGIR los pensamientos positivos, para aparcar los destructivos.

Siempre realizo los mismos hábitos,me estiro, abro mi espìritu mirando hacia arriba, enciendo el equipo de música y disparo al play. Casi siempre suena el mismo CD, "OCEANWAVES", me desvivo por los sonidos de la naturaleza. Me pongo las gafas, enciendo una varita de incienso y pienso en el orden de las tares que tengo que hacer.

Habitualmente me dirijo a la cocina, preparo el café, voy al baño, me preparo el cutis para un nuevo día con mis cremas minerales. Cuando termino, ya puedo oler el rico aroma de la moca.

Hace poco andaba de camino con mis diligencias banqueras, durante en el recorrido observaba muchas caras tristes, personas que gesticulan, otros leyendo el periódico, todas estas personas en sí tenían algo importante en común. DECIDIERON SENTIRTE TRISTES CUANDO SE DESPERTARON.

Yo no vivo en ninguna nube, yo tengo mi mundo propio dónde cada mañana escojo como sentirme. Creo firmemente que si igual que decidimos que ropa ponernos por la mañana y entrenamos nuestro cuerpo, podemos hacerlo con nuestros pensamientos, nadie ha dicho que sea una tarea fácil, pero si nunca empezamos nunca podemos darnos cuenta que PODEMOS.
Yo empezé poquito a poco, y aunque existen días complicados, pensar en positivo, darle la vuelta a la tortilla, considerar la posible racionalidad y no la parte emotiva es importante para avanzar y crecer.

Un saludo con todo mi corazón

LOVE & ENERGY


* Ruth Moreno