lunes, 25 de octubre de 2010

Las vueltas de la vida



Queridísimos amigos

La vida, particularmente la mía, la defino como el mar. Unas veces en calma, otras con marejada, a veces con pocas olas...

Estos días atrás pensaba en colgar un post determinado por unas circustancias particulares, pero han venido olas y mi barco ha girado su rumbo. Creo que las casualidades no existen.

La hermana de una MUY BUENA AMIGA, había perdido a su bebé justo el día en que lo iba a concebir. El destino cruel quiso que se enredara con el cordón umbilical y no viera la luz.

He estado varios días conscientemente pensando que decirle a mi amiga, día y noche. Lo qué más deseaba ella era abrazarme me decía, porque yo le trasmitía paz.

¿Qué puedo aconsejarle? Me repetía una y otra vez en mi mente. Los escalofríos y las lágrimas me recorrían cada vez que pensaba en el tema. Hace dos años y medio que no veo a mi amiga, pero afortunadamente es de esas maravillosas personas de las que aunque pasen los años cuando volvemos a hablar parece que no ha pasado el tiempo.

Si seguía fiel a mis pensamientos, de que nada es por casualidad, hería firmemente a su familia.

Pero creo todavía, que los sueños son posibles. Que a veces cuando los sueños rotos los vuelves a pegar se hacen más fuertes que cuando se inició el proceso.
Con frecuencia, al perseguir estas metas, nos encontramos con acontecimientos que nos bloquean y nos hacen sentir fracasados o experimentar malestar o incomodidad.

Cuando un acontecimiento desafortunado ocurre, podemos elegir tener CONSECUENCIAS SALUDABLES Y ÚTILES, como lo que me sucedio a mí que sentí lástima,decepción. El problema surge cuando las emociones que salen a relucir son destructivas o no saludables.

Para llevar a cabo y digerir esta situación la mejor manera de mejorarla es aceptarla.
Nuestros Pensamientos o Creencias sobre las cosas que nos suceden, juegan un papel muy importante en el funcionamiento de la vida cotidiana

No generalices ni lanzes maldiciones a la vida porque una sóla cosa te haya salido mal, aunque exista un obstáculo en nuestra vida, eso no significa que todo lo demás sea malo, inútil o un fracaso.

Levántante, sacúdete el polvo y vuelve a soñar, porque la próxima vez no te invada el sueño el miedo, sino la precaución, porque esta vez ha quedado sellado con fuego la unión de tu familia en un momento importante y necesario como este. Valora esa unión, y a por más vida.


TE DOY LO QUE TENGO, LO QUE SOY, ESTO ES PARA TÍ JESSICA MEDEROS. Te quiero mucho.


Ruth Moreno

LOVE&ENERGY